El piano

Vaya piano más guapo, ¿eh? Ya sabemos que es un cordófono de cuerda percutida porque las cuerdas vibran cuando son golpeadas. La verdad es que el mecanismo es bastante complejo: al pulsar la tecla se pone en movimiento un macillo (un martillo de madera con cabeza de lana prensada) que golpea la cuerda, que justo antes ha sido liberada del apagador. El sonido se produce. Cuando se libera la tecla, todo vuelve a su posición inicial: el apagador vuelve a la cuerda para que cese la vibración y el macillo está preparado de nuevo para golpear la cuerda.



Tiene 88 teclas: las blancas son para los sonidos diatónicos y las negras para los cromáticos (es decir, las notas alteradas con sostenidos y bemoles).
Mirad esta animación. Se ve todo el proceso de montaje de un piano de cola.



Los pedales también tienen su función:

  • el de la derecha prolonga la resonancia del sonido, pues levanta los apagadores, y
  • el de la izquierda disminuye la intensidad sonora.

 Y para terminar, a ver qué os parecen estos chicos...





No hay comentarios:

Publicar un comentario